Cómo diseñar una portada de un libro en 5 pasos

¿Sabes aquella frase que dice: “No juzgues un libro por su portada”? En parte sí que juzgamos los libros por sus portadas, ya que el diseño de esta va a ser fundamental para que el lector le llame la atención el libro y decida comprarlo.

Crear una portada es fundamental para destacar tu libro de entre todos los demás, tanto si se encuentra en una librería física como en una tienda online, ya que la portada se convierte en un elemento más de marketing en el que se debe cuidar tanto su diseño como el packaging.

A continuación, te vamos a explicar en 5 sencillo pasos cómo diseñar una portada de un libro.

5 pasos para diseñar la portada de un libro

Paso 1: Investigación

Antes de diseñar la portada de tu libro es recomendable que primero investigues y te empapes del tipo de portadas que se han ido publicando en los últimos años, sobre todo del género de tu libro, centrándote en aquellos títulos que puedan ser más semejantes a tu libro. De esta manera tendrás toda la información referente a los colores escogidos, tipo de letra, imágenes e ilustraciones que se han ido utilizando.

Paso 2: Elige bien las imágenes y colores

Como primer consejo, es necesario que sepas que no es recomendable acudir a un banco de imágenes gratuito, ya que es posible que al elegir una imagen infrinjas derechos de autor, por lo que primero que tendrías que hacer es acudir a un banco de imágenes profesional y de pago. 

Elige bien una imagen con una buena resolución y que este encaje a la perfección con la tipografía y disposición de colores que hayas elegido para diseñar la portada.

Paso 3: Tipografía

Es importante que tengas en cuenta que la mejor tipografía es aquella que muestre un texto limpio y claro y que sea acorde con el tamaño del título que hayas escogido. Lo más recomendable que el título sea lo suficientemente grande para que no sea confundido con el resto de elementos de la portada como las imágenes o las ilustraciones escogidas.

Paso 4: Disposición de elementos

Una vez que ya tienes claro la tipografía a utilizar junto con los colores y las imágenes o ilustraciones, es el momento de pensar en la disposición de todos estos elementos en la portada de tu libro. Para ello tendrás que tener presente que puedes jugar con estos elementos dando más relevancia al título y colocando imágenes o ilustraciones de tal forma que combinen a la perfección. La idea es probar a crear diferentes portadas para que uno de los diseños se ajuste a la perfección con la idea que tenías en la cabeza.

Paso 5: Últimos detalles

Una vez que tienes definida y diseñada la portada del libro, no pienses que todo el trabajo ya está hecho, ya que debemos pensar también en la contraportada. Piensa que si un lector escoge tu libro, inmediatamente lo que hará es darle la vuelta al libro y leer la sinopsis, por lo que debes jugar con los mismos elementos que hayas utilizado en la portada, además de incluir un texto atractivo que incite a la compra del libro.

Esperamos que estos consejos te hayan sido útiles en el momento que quieras diseñar la portada de tu libro.

Deja un comentario